cerrar
ArtículosCultura

Comidas coreanas: Deliciosa cena coreana en Madrid

Interior del comedor de abajo, mucho más acogedor y mejor
decorado. Es pequeño pero bonito. El comedor de arriba es
más grande pero más sencillo y occidental.
Hace poco volví a escaparme a Madrid un par de noches y, como es natural, no pude resistirme a volver a visitar el Restaurante Korea del que ya hablé algo en la entrada anterior que escribí sobre el bulgogi. Ya he ido tres veces a ese restaurante y no deja de sorprenderme. Tienen una amplia variedad de platos y la cocina es tan buena que no te planteas probar en otro coreano de Madrid, si algo funciona bien sigues disfrutando de ello. El precio está ajustado a la calidad y a la cantidad.
Esta última vez fue especial ya que estaba mi pareja que es coreana y de este modo aproveché para comprobar si realmente la cocina de este restaurante es buena y los sabores son los de la tierra. Literalmente dijo: “Definitivamente esta es comida coreana de verdad”. Así que no puedo más que recomendarlo de nuevo para que os paséis por allí cuando podáis. Eso sí, suelen poner los platos menos picantes de como se sirven en Corea para adaptarse al paladar español, que está poco o nada acostumbrado a los sabores picantes.
Nakji Cheolpangui (낙지 철판구이) sin cocinar nada más
fue servido en la mesa. Presentación inicial.

 

Esta última vez cené 낙지 철판구이 (Nakji Cheolpangui). Este plato tiene como ingrediente principal el pulpito, y está cocinado dentro de una sartén grande con el fuego en la propia mesa. Posee una guarnición de diversos vegetales que se cocinan todos juntos con el pulpito y una deliciosa salsa que teóricamente debería ser picante pero en mi caso lo pedí muy poco picante, y así fue como estaba. Normalmente la salsa tiene un color rojo más fuerte precisamente por el mayor grado de picante que tiene el plato original en Corea. A mi no me gusta el picante porque, además de ser muy sensible a él, noto como si “maquillara” u ocultara el sabor real de la comida. Igual son cosas mías…

 

En mitad de la cocción, el camarero añadió unos tallarines para mezclar con el conjunto del plato.

 

El plato desde que se sirve en la mesa sin hacer hasta que está listo para comer pasan unos 10 minutos, tiempo que se puede aprovechar hablando, bebiendo o simplemente relamiéndose. Me encanta lo de que la comida esté cruda cuando te la traen a la mesa y poder ver y hacer a tu gusto la comida en una brasa o similar. Eso es algo muy popular en la cocina coreana que creo que deberían imitar en otros países.
낙지 철판구이 listo para comer.
A la derecha, el plato listo para comer. Se ve como el pulpito ya ha adoptado el color rojizo característico del pulpo cocinado y todos los ingredientes están mezclados y listos para comer. El sabor era delicioso, el pulpo tenía una textura increíble y el acompañamiento tenía todo el sabor y la potencia de la salsa. Era francamente delicioso.
Si podéis probarlo, os recomiendo enérgicamente este plato.
김치삼겹구이 recién presentado en la mesa. El color de la
salsa es más rojo al ser más picante. Una buena forma de
identificar el grado de picor de una comida es por su “rojez”.
Mi compañía se pidió 김치삼겹구이 (Kimchi Samgyeop Gui), que traducido vendría a ser panceta de cerdo (samgyeopsal) con kimchi a la sartén o parrilla. Este plato ella lo pidió muy picante y así estaba, aunque ella dice que estaba “solo algo picante”. No sé si lo diría en serio o por hacerse la valiente porque cuando lo probé estaba verdaderamente picante.
El sabor de la panceta de cerdo o samgyeopsal estaba muy logrado gracias a la salsa y el kimchi, que solo había comido una vez en mi vida y no me gustó nada, incluso llegó a gustarme en este plato. El sabor era potente y muy sabroso. No estaba soso ni salado, simplemente excelente. Aunque si tuviera que elegir entre uno u otro volvería a comer mi plato sin duda, quizás por el tema de no ser tan picante como el suyo.
Para beber nos pedimos cada uno una cerveza coreana. Pedimos Cass pero desgraciadamente no tenían así que bebimos Hite, otra famosa marca de cerveza coreana. De postre nos pedimos un postre a base de helado de chocolate para compartir, nada coreano en absoluto.
Espero que os haya gustado esta pequeña entrada sobre comidas coreanas y, si no conocíais los platos, será algo nuevo que hayáis conocido. Gracias por seguirnos y…
¡Un saludo!