cerrar
ArtículosSociedad

El tráfico rodado en Corea del Sur: Curiosidades y anécdotas

No hace falta visitar Corea del Sur para darse cuenta de que hay algo diferente en las calles. Algo que mucha gente no nota. ¿Será la luminosidad? ¿El silencio entre el bullicio? ¿Será la limpieza de sus anchas avenidas? También, pero no es hasta ese punto al que queremos llegar. Se trata de los propios coches. Son diferentes, hay algo diferente en ellos. Un europeo, un norteamericano, un sudamericano…cualquiera puede notar la diferencia si se percata de ello. A continuación os explicaremos de qué se trata.
En Corea del Sur, con amplísima diferencia, los coches más vendidos son coreanos. El precio es el principal motivo de este fenómeno que se da en pocos países del mundo. La variedad de marcas de coches circulando por las calles puede resultar aveces tan escasa que uno se siente extraño, cohibido, pensativo del por qué de esto.
Vamos a repasar punto por punto las curiosidades del tráfico en Corea del Sur, ordenándolas por orden de relevancia:
Las marcas coreanas están allá donde mires
Las marcas coreanas son, con impresionante diferencia,
las más vendidas en Corea del Sur. Las calles están
llenas de coches de fabricación coreana.

 

La mayoría de surcoreanos se decantan a la hora de comprar un coche por marcas locales, marcas coreanas. La mayoría de coches que puedes ver las calles o carreteras son de la marca surcoreana Hyundai, seguido de Kia, ambas pertenecientes al mismo grupo empresarial. Esto se debe a que la fabricación de estos vehículos se realiza íntegramente en Corea del Sur, por tanto no existen costes de importación y el coste de transporte desde las cadenas de fabricación hasta los concesionarios es mínimo, en un país en cuyo punto más largo de esquina a esquina no se llega a los 500 kilómetros de distancia. Por tanto, se populariza la compra de estos vehículos por su precio debido a lo que hemos dicho y además por el aumento sustancial e importantísimo de la calidad de Hyundai y Kia en fabricación de vehículos en los últimos años, situándolos a la vanguardia de los coches asiáticos, prácticamente a la par de las principales marcas japonesas. Además de Hyundai y Kia, debemos destacar la marca Renault-Samsung, que opera en Corea del Sur y que fabrica en Busán. Es una marca que comercializa varios modelos sedán y un modelo 4×4, con la experiencia de Renault y las tecnologías conjuntas de Renault y Samsung. Entre los modelos, el SM3, SM5 y SM7 destacan por ser berlinas elegantes y, en general, para casi todos los bolsillos. Hay más marcas pero esas tres son las principales en las que nos centraremos. Como anécdota, se dice que los conductores de Renault-Samsung “van de superiores” por las carreteras y que son los peores, así que si circuláis por Corea del Sur, ojito con estos jejejeje.

 

Dos estilos principales de vehículos que reinan en las carreteras surcoreanas
La mayoría de vehículos son sedán coreanos. Sin embargo
debido al aumento en la importación de vehículos, ya se ven
coches extranjero por las calles surcoreanas.
Sin duda, el estilo de coche que más gusta en Corea del Sur son los sedán o berlina. Pasear por una calle surcoreana es ver berlinas allá adónde mires. Está repleto. El estilo sedán es largo, elegante y seguro, además de no tener por qué ser excesivamente caro para los bolsillos surcoreanos. Marcas como Hyundai comercializan berlinas de todo tipo. Baratas, utilitarias y resistentes; de gama media, seguras y de buena calidad y de alta gama, con acabados de primera calidad y elevados precios, aptos para el hombre de negocios que quiere lucir cochazo. En Corea no hace falta comprar vehículos automóviles extranjeros para tener cosas diferentes. Las marcas coreanas fabrican vehículos de todos los estilos, para todos los gustos y de todos los precios (solamente hace falta entrar en la web coreana de Hyundai y pulsar sobre la primera opción en el menú de arriba para darse cuenta), lo que también es una causa del altísimo porcentaje de coches de marcas locales. Además de la invasión de los sedán en Corea del Sur, destaca otro grupo de vehículos: los 4×4. Muy fabricados también por las marcas coreanas, los 4×4 ofrecen a los coreanos robustez, resistencia en carretera, adaptabilidad a cualquier medio, seguridad y clase. Todas las marcas coreanas fabrican este tipo de vehículos así que, también son coreanos la mayoría de 4×4 que se ven allí.
Sin embargo y a pesar de esto, la venta e importación de vehículos extranjeros, principalmente alemanes, ha aumentado ligeramente estos últimos años. En Corea, aunque no tengan por qué ser mejores   coche alemán significa escalón superior en la gama de vehículos, aunque en España estemos hartos de ver esos modelos por las calles. Ya sabéis, lo exótico de lo diferente.
El color de los vehículos
Sólo hace falta que observéis la imagen. ¿Teníamos razón
acerca de lo dicho sobre los colores de los coches?
En este aspecto podemos tratar a los coreanos de personas excesivamente prudentes o, incluso, se les podría tratar de poco originales. La mayoría de los automóviles que se ven en Corea del Sur son blancos, negros o algún color derivado de estos. Los coreanos parece que no terminan de atreverse con colores fuertes como rojos, amarillos o azules. En mi opinión, los colores “tranquilos” son más bonitos y aparentes para un vehículo, si tú opinas igual, ese es tu paraíso. Y esto no es tontería, llega un punto en que hay coreanos que si ven un coche con un color “atípico” aparcado, se paran a sacarle una foto con sus smartphones de alta gama. Sí, son así 😀
La fluidez del tráfico y las carreteras surcoreanas
La anchura de las vías es impresionante. Aún así, debido al
gran parque automovilístico, muchas veces ni con estas se
logran combatir los atascos.

Las carreteras surcoreanas son, francamente magníficas. Las infraestructuras surcoreanas por carretera son claramente el resultado de un trabajo bien hecho, con vistas al futuro y a la utilización masiva de estas carreteras, bien sea en vía urbana o en autovías o autopistas (vías express). ¿Y por qué son tan buenas? La respuesta está en que, además de su trazado, suelen tener un gran número de carriles. Es normal encontrar autovías y autopistas de cuatro e incluso cinco carriles por sentido en Corea del Sur. Corea del Sur tiene alrededor de cincuenta millones de habitantes metidos en un espacio algo mayor que la superficie de Portugal (Portugal tiene poco más de diez millones, en Corea del Sur son cinco veces más.) Su densidad de población es de 489 habitantes por kilómetro cuadrado (en España es de 93). Todo esto hace que las infraestructuras se construyeran pensando en un rápido crecimiento demográfico y en una utilización alta de las carreteras, debido a su amplio parque automovilístico. La anchura en carriles de sus carreteras permiten mover grandes masas de tráfico de forma más o menos fluida a lo largo y ancho del país. Y en las ciudades grandes pasa lo mismo. Algunas calles principales tienen cinco carriles por sentido, si es que no las hay de más, y aquello se convierte en un mar de coches. ¡Y a pesar de su anchura llegan a saturarse! Haceos a la idea de la proporción de este fenómeno automovilístico, relacionado con la demografía.