cerrar
ArtículosCulturaHistoria

Historia de Corea segunda parte – Silla Unificada y Balhae

Después de la espera hoy ya llegó el día de publicar la segunda parte de nuestra sección “Historia de Corea”. Recordemos que en la anterior parte hablamos desde el comienzo de la historia de Corea que se conoce hasta la Era de los Tres Reinos, finalizando la explicación de esta y quedándonos pendientes de explicar el reino Silla Unificado y Balhae. ¡Pues hoy es el día de explicar esta parte de la historia de Corea!
Arquitectura tradicional coreana de la época del Reino de Silla
bien conservada en la ciudad de Gyeongju, Corea del Sur.
El reino de Silla fue un reino que como bien ya sabéis por nuestra anterior entrada de “Historia de Corea” pertenecía a la Era de los Tres Reinos que convivían en la Península de Corea. Por tanto se fecha a este reino desde el 57 a.C hasta el 935 d.C, aunque hablamos del reino de Silla como Silla Unificada que data desde el 668 al 935 d.C. Este reino consiguió conquistar los otros dos que había en la Era de los Tres Reinos, el de Baekje en el 660 y el de Go-Guryeo en el 668.

La capital del Reino Silla en la actualidad se llama Gyeongju, y en aquel entonces poseía una población de más de un millón de habitantes, muchísimo para una ciudad de esa época. Actualmente Gyeongju tiene 650.000 habitantes, menos que entonces, por lo que os podéis imaginar lo importante de esta ciudad en aquella época. Gyeongju se convirtió en el mejor escaparate de estabilidad y esplendor del reino. Se comenzaron a construir enormes y preciosos palacios tradicionales coreanos y templos budistas. Estas maravillas arquitectónicas se mantienen en casi perfecto estado en esta ciudad a día de hoy, por ello, el que quiera ver arquitectura típica coreana se debe desplazar a Gyeongju.

Silla fue un reino repleto de paz y estabilidad durante más de dos siglos. Gozaban de un sistema político, social y militar que destacaba especialmente por su solidez. Gracias a esta estabilidad se engrandecieron los aspectos culturales como el arte, la religión, la religión y también el comercio, entre otras muchas cosas.

El budismo acaparó especial importancia en este reino, protegido también por la nobleza y la corte, influyendo grandemente en los asuntos del estado así como también en la moral y en el arte. La filosofía del reino se centró básicamente en las enseñanzas budistas y de la naturaleza y esto hace que muchos monumentos de esta época sean dedicados al budismo, engrandeciéndose este junto con el genio creativo y la gran religiosidad de los artistas de la época.
Ruinas del antiguo Reino de Balhae. Estas específicamente
están situadas en la provincia de Jilin, China.
El reino de Silla alcanzó su máximo punto de prosperidad a mediados del siglo VIII, sin embargo este resultó ser el punto de inflexión hay una lenta decadencia del reino debido a los conflictos entre los nobles y la aparición de rebeldes que reivindicaban el derecho a la sucesión de los reinos derrotados Baekje y Go-Guryeo. Estos problemas de estabilidad interna se convirtieron en un problema tan grande que daría lugar a la caída del reino en el 935 d.C.

Antes de todo esto y paralelamente al crecimiento del esplendor de Silla, de las “cenizas” del derrotado Reino de Go-Guryeo, un ex-general de este reino logró formar un ejército con gente de Go-Guryeo y también con miembros de Malgal, una tribu de Tungus, y emigró hacia el norte a una zona controlada por China. Allí en Manchuria se asentaron y establecieron un estado que en el 713 pasó a llamarse Balhae.

Balhae pronto recuperó el territorio perdido de Go-Guryeo en el norte de Corea y se denominó sucesor de este reino. El sistema político era similar al del reino de Tang que ya os mencionamos brevemente en la primera parte, y estableció su capital en Ssangyeong. Su cultura era una mezcla de la cultura de Go-Gureyo y de Tang.

Cuando Balhae fue invadido por Khitan a principios del siglo X, los que dominaban el reino se refugiaron en el norte de Corea y más tarde fundarían el nuevo estado de Goryeo (también denominado Koryo), muy apreciado en Corea del Norte.

¡Espero que os haya gustado! En la próxima parte nos toca hablar del Reino de Goryeo (Koryo), un reino bastante influyente en el destino de la historia de Corea.

¡Un saludo!